CID: Cuba Independiente y Democratica

Proyecto De La Nueva Republica

Jueves, 10 de Diciembre de 2009


Cuba Independiente y Democrática (CID)

PROYECTO DE LA NUEVA REPUBLICA


Introducción

Cuba Independiente y Democrática, CID, sostiene el criterio de que las fuerzas del cambio hacia la democracia, inspiradas en el tenaz ejemplo de un pueblo que se niega a rendirse ante el totalitarismo, se fortalecen dentro y fuera de la Isla y se encaminan hacia las transformaciones estructurales que la grave problemática nacional reclama con urgencia.


Puntos programáticos fundamentales:


1. Independencia y Soberanía

2. Democracia Pluripartidista

3. Economía de Libre Mercado

4. Derechos Humanos y Justicia Social

5. Integración Latinoamericana y Continental

Premisas en la materialización del cambio

A) Instauración de una junta de salvación nacional, integrada por civiles y militares, con funciones de gobierno provisional en reemplazo del poder de la tiranía.


B) Alianza patriótica del pueblo y los militares cubanos, para viabilizar la transición hacia una sociedad democrática y civilista, con economía abierta.


C) Libertad de todos los presos por motivos políticos y revisión general de causas.


D) Implementación de todas las libertades públicas propias del sistema democrático.

E) Disolución inmediata de los organismos represivos.


F) Disposiciones de emergencia para garantiza el orden público y proteger vidas y bienes.


G) Llamado a la reconciliación nacional. La justicia no puede confundirse con la venganza o la impunidad para la violencia.


H) Prohibición general de toda acción de desalojo.


I) Respeto al derecho de propiedad privada y la libertad de contratación.


J) Eliminación de toda medida discriminatoria en perjuicio del pueblo cubano.


K) Eliminación de las restricciones arbitrarias que impiden a los cubanos la libre entrada y salida del país, así como el derecho a desplazarse dentro del territorio nacional.


L) Plena vigencia de los derechos consagrados en la Declaración Universal de los derechos humanos.


ESQUEMA PARA LA TRANSICION

1: Proclamación de la Nueva República como expresión de discontinuidad y de rechazo al orden totalitario. La Nueva República estará cimentada en principios de libertad, justicia y equidad; sin castas privilegiadas ni grupos marginados; sin discriminación por motivos de raza, ideología, recursos económicos, sexo, religión o edad. Se consagrara de modo inequívoco la plena igualdad ante la ley de todos los ciudadanos y la no discriminación de los nacionales frente al extranjero.

2: Derogación de la Constitución de la tiranía y de todos los instrumentos legales puestos en función para perpetuar el totalitarismo, la discriminación y el terror. Promulgación de la Ley Constitucional de la Provisionalidad, basada en los principios de la Constitución de 1940. Restauración del Código Civil, del Trabajo, del Comercio, Ley de Enjuiciamiento Civil, Ley de Enjuiciamiento Criminal, Ley Orgánica del Poder Judicial, leyes Civiles, Procesales y Administrativas, adecuándolas a la actual realidad de la nación para avanzar en un compromiso de afirmación de cubanía y de reconciliación nacional hacia el cabal funcionamiento del sistema pluripartidista y el estado de derecho.

3: Enjuiciamiento- en presencia o en ausencia- de los grandes responsables de la traición y crímenes contra el pueblo y la nación cubana.
4: Plan especial de emergencia para enfrentar los problemas del hambre, del abastecimiento general y de la salud.

5: Plan de emergencia para mejorar y desarrollar lo antes posible la eficiencia y capacidad en el transporte, la electricidad, el agua y demás servicios indispensables.

6: Revisión de las relaciones contractuales entre las empresas extranjeras y el Estado Cubano, en función del interés nacional.

7: Creación del Consejo Nacional de Economía, organismo técnico profesional cuya función será asesorar al gobierno en la descentralización del aparato productivo y demás reformas del campo económico y financiero, así como en la política a seguir con respecto a las deudas heredadas de la tiranía y las operaciones fraudulentas contra el patrimonio nacional.

8: Creación inmediata de la Comisión Electoral Nacional, encargad de pautar y supervisar el proceso de institucionalización democrática que devolverá el pueblo el ejercicio de su soberanía.

9: Restructuración del poder judicial, de acuerdo con los principios y normas de administración de justicias propios del estado de derecho en una sociedad democrática, tal como está consagrado en la Constitución de 1940. Se crearán tribunales de equidad para resolver los conflictos de propiedad de la vivienda, la tierra y otros bienes confiscados. La Nueva República tendrá espacio para la justicia, no para el revanchismo y la venganza.

10: Restructuración de las Fuerzas Armadas y del Ministerio del Interior, en concordancia con los intereses y objetivos de la Nueva República, priorizando la necesidad de garantizar la soberanía e integridad de la nación y asegurar la paz y el orden público. La participación activa de los militares en los hechos que conduzcan al cambio democrático, será acreditada como merito de servicio. El Servicio Militar General desaparecerá, sustituido por la conscripción voluntaria del personal militar.

11: Negociación de un acuerdo para la retirada de la base de los Estados Unidos en Guantánamo, con miras a transformar esa área, ya incorporada a nuestro territorio nacional, en zona de desarrollo industrial y comercial.

12: Expulsión de todos los extranjeros vinculados al régimen castristas sean terroristas, narcotraficantes, o personas contrarias al interés nacional.

13: Plan de movilización de créditos, financiamiento en inversiones hacia las necesidades urgentes y hacia el desarrollo económico y social de la nación. Creación del Banco de Fomento Popular, con la finalidad de dinamizar la producción de bienes y servicios y mejorar las condiciones socio-económicas de la población mediante un intenso desarrollo de la pequeña y mediana empresa. Promoción del cooperativismo agrario e industrial. Política de apoyo crediticio y asesoramiento técnico para propiciar el éxito del mayor número posible de pequeños y medianos empresarios del agro, de la industria, el comercio, los servicios, etc., dentro del plan global de la reconstrucción y el resurgimiento nacional.

14: Adecuación de los sistemas bancarios y monetarios a los requerimientos de la economía de mercado y en concordancia con el objetivo de impulsar al máximo las tareas de la reconstrucción y su complemento: el desarrollo integral de la nación. Una moneda única y fuerte es esencial a estos fines.

15: Plan de prioridades para la vivienda. Se prohíbe el desalojo por reclamación del antiguo dueño, quien podrá acudir al Tribunal de Equidad en busca de alternativas de compensación. Política de desarrollo habitacional centrada en objetivo de una casa para cada familia cubana. Creación del Banco Cubano de la Vivienda, para impulsar la construcción masiva de viviendas por medio de la iniciativa particular, la libre empresa y la gestión gubernamental. Viviendas populares amortizables con el equivalente del alquiler mensual.

16: Replanteo agrario, mediante la privatización de la tierra y una eficiente política de apoyo al pequeño y mediano agricultor. Serán respetados los derechos de los actuales propietarios, así como los usufructuarios. No habrá desalojo campesino. Se condena del despojo arbitrario de la pequeña y mediana propiedad rural por el régimen castrista. El antiguo propietario tendrá derecho a acudir ante el Tribunal de Equidad en solicitud de alternativas de compensación. Se ratifica la proscripción del latifundio establecida en la Constitución de 1940. Creación del Banco de Crédito y Desarrollo Agrícola para brindar asistencia económica y técnica al campesino, a la cooperativa y la empresa privada de producción agropecuaria. Para promover el desarrollo económico y social, el nuevo régimen de propiedad rural tendrá en cuenta las recomendaciones del Consejo Nacional de Economía.

17: Descentralización y dinamización de la economía. La industria, el comercio, la agricultura, y demás áreas de la actividad económica quedaran abierta a la empresa privada en sus distintas modalidades: personal, familiar, corporativo, cooperativa, etc. El traspaso de las empresas estatales al sector privado dará prioridad a los intereses nacionales cubanos y a los antiguos empresarios que fueron expropiados, además de las recomendaciones que pueda formular el Consejo Nacional de Economía. Se tendrán en cuenta los beneficios de la inversión extranjera al desarrollo económico de la nación.

18: Fomento de la industria turística dentro del plan general de desarrollo económico y social, para aprovechar su enorme potencial como fuentes de divisas de la nación.
19: Restructuración de la industria azucarera de acuerdo con las nuevas realidades del mercado y lo avances de la tecnología. Deberá contemplarse la integración de esta industria con otras que generen divisas y proporcionen empleos a la masa trabajadora en el llamado “tiempo muerto”.

20: Nueva política exterior que promueva un orden internacional de convivencia pacífica fundada en la libertad, la justicia, el respeto a los derechos humanos y la autodeterminación de los pueblos. La Nueva República tendrá un rol activo en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la proliferación de armas nucleares. Cuba se reincorpora plenamente al sistema interamericano y fortalecerá sus vínculos con América Latina, Canadá y Estados Unidos con miras a una futura integración hemisférica. También estrechará sus relaciones con la Unión Europea y demás países occidentales; con las naciones que formaban el desaparecido bloque socialista y con los países en vías de desarrollo.

21: El estado es responsable de la educación pública gratuita. Revisión general del sistema educacional adecuándolo a las necesidades y objetivos de la nueva democracia cubana, poniendo énfasis en el potencial de las nuevas generaciones que emergen de la asfixia y el trauma del sistema totalitario. El profesorado tendrá a su alcance, en los distintos niveles, cursos abreviados de contenido pedagógico y democrático. La enseñanza quedara abierta a la participación de la escuela privada.

22: Democratización de la prensa. Los medios de comunicación social (periódicos, radio, televisión, etc.) pasaran del control del Estado y del partido único al servicio del pueblo y su nueva democracia con la participación de la libre empresa.

23: Nueva legislación laboral y de seguridad social en conformidad con las normas y regulaciones establecidas bajo los auspicios de la Organización Internacional del Trabajo OIT y los recursos y posibilidades de la nueva sociedad cubana. Política salarial que propicie mejorar el nivel de vida del pueblo. Garantía de justa remuneración por concepto de retiro. La protección de los niños de los ancianos, y la asistencia a los desvalidos serán obligaciones inherentes al nuevo ordenamiento social. La Nueva República tendrá por inseparable la democracia de la justicia social.

24: Sindicalismo libre. Apoyo y facilidades a los trabajadores para la vertebración de un movimiento sindical libre, representativo de sus verdaderos intereses y que ayude a la consolidación de la democracia.

25: Reorganización del sistema asistencial medico y hospitalario, añadiendo a la opción pública o social, la del médico y los hospitales privados, así como la de los centros clínicos mutualistas.

26: Defensa del medio ambiente. La Nueva República promoverá una política de preservación del medio ambiente que incluirá regulación para mantener la producción industrial y agrícola en nivel mínimos de contaminación. Cuba será signataria de proyectos y tratados internacionales que tiendan a preservar y mejorar el planeta en que vivimos.

27: Apoyo a las actividades deportivas, liberándolas del sectarismo y manipulación política. Además del apoyo al amateurismo, se autorizará el deporte profesional debidamente reglamentado para proporcionar oportunidades a quienes tienen actitudes, como corresponde a una sociedad democrática.

28: Respeto a la integridad de la familia y a su condición de soporte fundamental de la sociedad. Rescate de los valores morales propios de nuestra identidad nacional, incuestionablemente dañados por el sistema totalitario.Reconocimiento del importante rol que corresponde a la mujer y a la juventud en la Nueva Cuba.

29: Espacio y estímulo para la cultura, el arte y la ciencia, de modo que puedan contribuir al crecimiento intelectual, moral y material del pueblo cubano, en función de sus aspiraciones históricas y en sintonía con los valores de la cultura universal.

30: Respeto a la libertad de cultos y a la enseñanza de religión en las escuelas privadas. Revaloración social de los principios morales del cristianismo en el marco de la búsqueda de la reconciliación nacional y la afirmación de la libertad y la justicia.

31: Participación del exilio en las tareas de la Nueva República, propiciando al máximo el regreso de los cubanos emigrados y su aporte de la reconstrucción económica y la edificación de la democracia. Se establecerán mecanismos de intercambio, de cooperación y de vinculación para los compatriotas que decidan permanecer fuera del territorio nacional. Cuba no puede negar la ciudadanía a los hijos suyos dispersos por el mundo como consecuencia del totalitarismo castrista.

32: El gobierno provisional de la república funcionara dentro de un plazo improrrogable de 18 meses. Durante los primeros doce meses se realizará un censo electoral, se formaran y legalizaran lo partidos políticos y se convocará a elecciones para delegados a una Asamblea Constituyente y para Presidente y Vicepresidente de la república, las que se efectuaran al cumplirse los quince meses de provisionalidad. Los delegados a la Asamblea Constituyente asumirán sus funciones cinco días antes de vencerse el plazo de la provisionalidad e investirán al presidente de la república al término de esta. Sera responsabilidad de los delegados a la Asamblea Constituyente dotar al país de una nueva carta constitucional dentro de los primeros seis meses de sus funciones y continuar desempeñándose después como poder legislativo transitorio durante un término de dos años.

PATRIA, PUEBLO Y LIBERTAD

Ejecutivo Central del CID del 2002